Segunda parte del post “Mercados halal en Asia“, gracias al que podrás saber más sobre la certificación Halal que requieren los productos que se consumen en el mundo musulmán y sobre cómo conseguir esta certificación que te permitirá expandir tu negocio.

El islam está regulado por el Corán y la Sunna que regulan el comportamiento social y moral de los musulmanes, uno de los aspectos más conocidos de esta regulación religiosa son los requisitos de alimentación, por la que se prohíbe el consumo de algunos alimentos. También existen otros aspectos sobre prácticas y comportamientos admitidos.

El Haram es el término que hace referencia a todo aquello que está prohibido por esta ley islámica.

La certificación Halal

A pesar de estar basado en el Corán hay interpretaciones diversas por lo que se han tenido que crear unas normativas cohesionadas. Además de las normas también hay leyes de alimentación nacionales en los diversos países y la entrada de los productos en cada país dependerá del control que se lleve en estos países. 

La certificación Halal es un tipo de certificación de segunda parte en la que se verifica que los productos finales son producidos utilizando materias primas Halal para lo que la producción no podrá contener ninguna materia Haram. Por lo tanto la certificación Halal es una certificación que ofrece confianza de que se cumplen ciertos requisitos. Esta certificación la otorgan entidades nacionales. 

Cómo conseguirla: 

Etapa 1: Caracterización del producto a certificar e identificación de ingredientes y proveedores. 

Etapa 2: Caracterización de instalaciones y resto de producciones. 

Etapa 3: Identificación de riesgos y planificación de medidas preventivas y correctivas.

Si necesitas asesoramiento para conseguir esta certificación o quieres que te demos apoyo en tu entrada a este mercado lleno de oportunidades, ¡contáctanos!