Mobile World Congress 2016¿Asombrarnos? Sí, porque en nuestra época no hay mayor fuente para la novedad y la constante admiración que la tecnología, la extraordinaria capacidad innovadora de los investigadores, los desarrolladores y las empresas que crean sorprendentes nuevas tecnologías para facilitar la vida y el trabajo de las personas. Y el Mobile World Congress de Barcelona, escaparate de cientos de desarrollos tecnológicos, es para nosotros un lugar asombroso. Por esto, por tercer año consecutivo, nos sumergiremos en el Mobile World Congress, para aprender tantas cosas nuevas como las que descubrimos en las pasadas ediciones.

Nuestras pasadas participaciones en el Mobile World Congress, a donde fuimos tanto en representación nuestra como de nuestros clientes, nos permitieron reunirnos con numerosas empresas de países diversos, acercarnos a los programas europeos de cooperación que apoyan lo mejor de la innovación en nuestro continente, y fomentar la cooperación empresarial internacional, en definitiva nuestra razón de ser.

La tecnología afecta a todos los sectoresNuestros clientes incluyen muchas empresas que, bien se valen de la tecnología como usuarias para innovar en sus respectivos sectores, bien son productoras de tecnología al máximo nivel. La pequeña y mediana empresa, ágil y con un equipo especializado y cohesionado, centrada en el desarrollo de una propuesta innovadora, es un tipo de empresa que, en medio de la crisis, ha mantenido su crecimiento y se ha expandido a nuevos mercados.

Lo realmente importante de la tecnología es que su relevancia se ha extendido muchísimo más allá del a veces denominado “sector tecnológico”, y se ha convertido un factor que, hoy en día, afecta decisivamente a todos los sectores, sin excepción. Un ejemplo: cuando desde Gedeth, el verano de 2015, ayudamos a dar un primer paso en Australia a empresas castellanomanchegas de la actividad económica más antigua de la humanidad, la producción de alimentos de origen agrícola y ganadero, nosotros y las empresas hicimos hincapié en el elevado nivel tecnológico de los productores, que les permitía alcanzar la máxima calidad en exquisitos productos gourmet. Porque la tecnología está presente en todas las actividades y es un factor fundamental que diferencia a las empresas con potencial de crecimiento nacional e internacional.