Visibilidad en internetEn el artículo anterior explicamos en qué consiste la visibilidad de tu empresa en internet: la probabilidad de que un usuario de internet encuentre información referente a la empresa. Y  desarrollamos un caso de esa visibilidad: cuando un usuario de internet hace una búsqueda genérica de productos y servicios como los que ofrece tu empresa.

En este artículo desarrollaremos otros dos casos de visibilidad: cuando el usuario busca a la propia empresa, y cuando el contexto es diferente a la búsqueda.

 

Visibilidad frente a búsquedas de nuestra empresa

Habrá usuarios que ya nos conozcan y busquen el nombre de nuestra empresa. Las causas son innumerables: nos pueden descubrir gracias a nuestros comerciales, una aparición en un medio de comunicación, en un directorio, pueden encontrarse con uno de nuestros productos en la calle, o un anuncio… En cualquier caso, una persona descubre nuestra empresa, le parece interesante y escribe nuestro nombre en Google.

Gedeth en GoogleCreo necesario declarar la obviedad: cuando alguien busque nuestro nombre, nuestro sitio web no puede aparecer en ningún otro lugar que no sea el primero. Si no es así, es que estamos haciendo algo muy mal en el desarrollo de nuestro sitio web. (Suponemos que hablamos de nombres de empresa únicos. En el caso de negocios pequeños y locales con nombres que se pueden repetir por todas las ciudades, la búsqueda de nuestro nombre no es, en principio, tan importante.)

Nuestro sitio web será el primero, pero habrá resultados de otras webs donde se mencione a nuestra empresa. ¿Y qué es lo que nos interesa? En primer lugar, controlar directamente el mayor número posible de esos resultados.

Aquí se puede ver el ejemplo de la búsqueda “Gedeth Network” en Google España. Como se puede ver, aparte de nuestra web corporativa, figuran en el resultado nuestras cuentas de LinkedIn, Twitter y Facebook. Sólo hay dos resultados (infocif.es y la Cámara Hispano-Sueca) que no están bajo nuestro control directo.

Se da la circunstancia de que nuestra cuenta en Facebook está inactiva, porque es un canal que no nos interesa. Sin embargo, el dominio facebook.com tiene tanta autoridad que una página inactiva, sin ningún trabajo, aparece en la primera página.

En conclusión, la creación de perfiles en redes sociales, incluso de perfiles inactivos puramente defensivos, nos sirve para obtener resultados de primera página de Google que controlamos directamente.

En segundo lugar, también nos interesa que muchas fuentes reputadas hablen bien de nosotros. Por tanto, esta faceta de la visibilidad se ve afectada por:

  • Si hay muchos resultados de terceras páginas, o muy pocos.
  • Si esas páginas tienen buena reputación, o no.
  • Si en esas páginas se habla bien de nosotros, o mal.

De esto se sigue que un parte fundamental de la visibilidad en internet consiste en conseguir menciones en terceras páginas. Algunas políticas que pueden servir a este fin son la distribución de notas de prensa a medios, la colaboración en webs de calidad con algún artículo puntual, intentar conseguir entrevistas…

En nuestro ejemplo, la Cámara Hispano-Sueca ha publicado información sobre nosotros gracias a nuestra política de comunicación, y hemos obtenido una visibilidad mayor y mejor en Google.

 

Visibilidad sin búsqueda previa

Pero la gente no sólo encuentra información cuando la busca: la información puede salir a su paso, y nuestra empresa llegar a su conocimiento sin pasar por un buscador. Para eso, tenemos que conseguir enlaces externos a nuestra web.

Algunos ejemplos:

  • Una entrevista a nuestro presidente puede ir acompañada de un enlace a nuestra página principal.
  • Si tenemos una sección de noticias o blog, la gente puede compartir los artículos que publiquemos en redes sociales.
  • Un foro especializado puede comentar productos de nuestro nicho, y puede haber enlaces a nuestra web incluidos en las opiniones.

Cada tipo de enlaces externos tiene particularidades propias, y para conseguirlos hay que realizar acciones diferentes en varios ámbitos. Si hay una regla general, es la siguiente: hay que estar dispuesto a escribir cosas de valor. La gente comparte y enlaza más los contenidos en los que percibe alto valor. La imagen de tener cosas interesantes que decir puede ayudar a conseguir entrevistas o colaboraciones. Los textos útiles son citados como fuente en otros textos.

Es muy curioso que, al final, una de las aptitudes más importantes en internet, el medio tecnológico por excelencia, es la capacidad de escribir bien: expresarse claro, estructurar bien las ideas, ser escueto, contar las cosas con el necesario punto de gracia… Tener estructurado un relato propio en el que creemos.