Portugal y PALOP¿Exportar a Africa? Tanto Angola como Mozambique se encuentran entre los países en vías desarrollo que han crecido de una forma más llamativa durante los últimos años. Pero mercados africanos tan lejanos ofrecen oportunidades difíciles de aprovechar para las empresas españolas. ¿O no es así? Tal vez no, si tenemos en cuenta que se puede acceder a esos mercados de habla portuguesa (PALOP) a través de Portugal, el tercer cliente de España. De estos temas hablaremos en la próxima jornada abierta #AulaComex, que organizamos junto con CTO Business Excellence School el próximo 25 de septiembre.

 

El mercado portugués

Nuestro vecino en la Península Ibérica es, tradicionalmente, uno de nuestros mercados más importantes: Portugal es el tercer cliente de España, y España es el primer proveedor de Portugal. Los dos países forman un mercado ibérico integrado e interdependiente a múltiples niveles:

la variedad de productos intercambiados entre ambas economías es amplísima, y las relaciones sociales y humanas se intensifican gracias a una cultura común y a la proximidad. En el momento actual, más de 16.000 empresas españolas exportan a Portugal y más de 1.500 han invertido de forma estable en sectores variados

Cabe destacar que, a pesar de su delicada situación económica, la demanda portuguesa de exportaciones españolas se ha reactivado en los últimos meses, produciéndose un apreciable incremento de las mismas, y casi superando su máximo histórico en 2013.

Pero es muy importante tener en cuenta que Portugal no sólo es un mercado importante por sí mismo, sino que es una plataforma privilegiada a través de la cual acceder a varios mercados africanos: los países PALOP.

 

PALOP: países africanos de lengua oficial portuguesa

En los años más recientes, sobre todo desde la crisis económica en los países ricos pero incluso antes, las economías africanas en término medio han tenido un comportamiento excelente, avanzando en la reducción de la pobreza y el desarrollo de estructuras productivas estables, de una forma que muchos analistas han comparado con el gran desarrollo de los países asiáticos veinte años antes. Uno de los resultados ha sido el aumento de las empresas que quieren exportar a Africa o se plantean invertir. ¿Han sido los países PALOP una excepción? Desde luego que no, a pesar de las dificultades que experimentan.

Plataforma petrolífera, Angola
Plataforma petrolífera en Angola (Fuente: Wikimedia Commons)

Angola fue la economía que creció más rápidamente durante la primera década del siglo XXI. Tras Nigeria y Sudáfrica, es la tercera mayor economía del África subsahariana, y el más destacado económicamente de los países PALOP en este momento. El país ha conseguido progresar, desde que terminó su guerra civil, hasta mostrar hoy rasgos propios de las economías emergentes, como el incremento de la clase media o un destacado flujo de inversión extranjera. En términos macroeconómicos, destacan su superávit comercial, su superávit público, y la reducción de la inflación, más los incipientes intentos de diversificar la economía más allá de la extracción. Como indica CEPYME en su informe sobre oportunidades en Angola:

Angola, para muchos españoles, se ha quedado en la imagen de la guerra civil que asoló el país durante 27 años, hasta 2002. Sin embargo, dicha percepción no tiene ningún sentido en el momento actual en función de su estabilidad y de su extraordinaria evolución. Muchas empresas han estado haciendo negocios con éxito en el país (incluso antes de que concluyera el conflicto armado).

Entre las dificultades para hacer negocios, destacan la falta de financiación, la escasez de personal cualificado, o el hecho de que Angola no tenga convenios de doble imposición firmados con ningún país.

Mozambique
Fuente: Wikimedia Commons

En cuanto a Mozambique, es el menos desarrollado de los países PALOP, y sus relaciones comerciales con España son muy limitadas. Pero cabe destacar que es otro mercado en crecimiento. Los últimos años ha obtenido excelentes resultados en atracción de inversión extranjera, crecimiento del PIB y control de la inflación. El país está empezando a sentar las bases de una economía en desarrollo, con grandes proyectos para dotarse de infraestructuras básicas (en energía o transportes), y el inicio de una explotación adecuada de sus recursos naturales, con perspectivas a medio plazo tan impresionantes como la de convertirse en uno de los primeros exportadores de carbón del mundo, y un importante productor de gas natural. El interés de las empresas españolas por invertir en Mozambique, señala el Ministerio de Economía, ha registrado un gran aumento en los últimos años.

Estos son los dos grandes países lusoparlantes en Africa, pero no los únicos. Cabo Verde, en particular, es una economía, a pesar de su reducido tamaño, particularmente estable (tanto económicamente como políticamente) y con un grado de desarrollo de los más destacados del continente (el décimo en el ranking del Indice de Desarrollo Humano), que le permite ser considerado, desde 2008, un país de renta media (con un PIB per cápita que duplica la media africana).

El resto de los países PALOP son Guinea Bisau, Guinea Ecuatorial y Santo Tomé y Príncipe. En conjunto, suponen una amplia variedad de oportunidades de exportar a Africa o realizar inversiones.

 

Exportar a Africa lusoparlante y Portugal en jornadas #AulaComex

La jornada abierta #Aulacomex que organizamos el próximo 25 de septiembre con CTO Business Excellence School y el patrocinio de DHL, Banco Caixa Geral y Auxadi se centrará en las oportunidades para las empresas españolas que presenta Portugal como mercado natural y como plataforma para exportar a Africa. Contaremos con la participación de ponentes de empresas líderes como DHL, Auxadi, Banco Caixa Geral o el despacho Morais Leitão, Galvão Teles, Soares da Silva & Associados. Finalmente, se aportará la visión de PYMES que compartirán sus experiencias en una mesa redonda patrocinada por Auxadi, y un espacio para networking.