José Julián Martínez

Licitaciones multilaterales: una oportunidad para pymes

Continúa desde el artículo previo: Licitaciones multilaterales: ¿quiénes forman el mercado?

Licitaciones multilaterales: un mercado enorme

De acuerdo al Comité de Ayuda Oficial al Desarrollo (CAD) de la OCDE el volumen total de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en 2016 fue de aproximadamente 143.000 millones de USD.

Licitaciones multilaterales: Evolución de la ayuda oficial al desarrollo
Fuente: OCDE

Para la implementación de este monto, a través de sus programas y proyectos, los diferentes OMDs licitan una multitud de contratos de bienes, servicios y obras. La trayectoria de la participación española en estos contratos ha sido muy positiva en los últimos años ya que por ejemplo en el periodo 2009 a 2013, en medio de la recesión, las empresas españolas aume

ntaron hasta ocho veces el número de contratos que se han adjudicado por parte de los principales Bancos de Desarrollo Multilateral.

Sin embargo todavía existe un amplio margen de mejora.

 

Además de ser un mercado de considerable dimensión, la inversión de los OMDs presenta dos características que la hacen especialmente interesante y es que es una inversión en crecimiento y relativamente anticíclica.

Tomando de nuevo los datos del Comité CAD de la OCDE, ver cuadro anexo, vemos que desde 2008 el volumen total de Ayuda Oficial al Desarrollo ha pasado 114.000 millones de USD a los 143.000 millones de USD en 2016, siendo su evolución anual en general al alza. El aumento tan solo del año 2015 al 2016 ha sido del 8,9% (tras ajuste de tipo de cambio e inflación).

Estas cantidades se logran sin que se haya llegado por parte de la gran mayoría de los países desarrollados al compromiso de dedicar el 0,7% de su PIB a la Cooperación.

 

Otras ventajas y oportunidades del mercado multilateral

Sede del Banco de Desarrollo de Africa Occidental
Sede del Banco de Desarrollo de Africa Occidental. Publicado por Willem Heerbaart en Flickr.

Otras características positivas del mercado son:

  • Transparencia y objetividad: la información de los proyectos previa a la licitación suele ser compartida en diferentes portales de información pública y los procedimientos de licitación suelen estar claramente reglados siendo los criterios de evaluación en general objetivos y ponderados. Existen diferentes mecanismos de control ex ante o ex post por parte de los donantes que reducen el riesgo de corrupción.
  • Apertura a empresas diversas: los procedimientos de contratación suelen estar abiertos a un universo muy amplio de empresas de acuerdo al principio de “desligar” los fondos destinados a la Cooperación al Desarrollo. Esta evolución ha generado algunos debates, sobre todo en lo que se refiere a la ayuda estrictamente bilateral, pero lo cierto es que abre el abanico de oportunidades a las empresas.
  • El tamaño no suele ser lo más relevante: el tamaño de las empresas no suele ser el criterio más relevante a la hora de la adjudicación. Debido a la amplitud de proyectos y programas existen oportunidades para empresas de muy diversa índole y tamaño. Lo que es importante es definir claramente cuáles son las ventajas competitivas que la empresa puede ofrecer.
  • Alcances claramente especificados: en los Términos de Referencia o en las Especificaciones Técnicas.
  • Absoluta seguridad en los cobros: para las adjudicatarias, y el riesgo de cancelación de los proyectos debido al riesgo político es muy bajo.
  • Buena vía de acceso a nuevos mercados emergentes: con grandes tasas de crecimiento proyectado, a la par que ganar proyectos multilaterales supone un plus de prestigio para las empresas. En este sentido la participación en licitaciones multilaterales debe de estar perfectamente integrada dentro del Plan de Internacionalización de la empresa.
  • Múltiples vías de participación: no se trata solo de liderar un consorcio sino que hay otras vías disponible, como por ejemplo ser socios en consorcios competitivos, o actuar como subcontratistas de los adjudicatarios principales.

La importancia de que las empresas españolas integren dentro de sus planes de internacionalización el componente de los proyectos multilaterales ha sido reconocido por el ICEX desde hace mucho tiempo a través de programas como los Partenariados Multilaterales, el Programa ICEX Integra o recientemente el Programa IMPACT+. Esta relevancia se ha vuelto a resaltar en el recientemente aprobado Plan Estratégico ICEX 2017-2018.

 

Exigencias del mercado

Pero también es importante que las empresas y organizaciones de cooperación sean muy conscientes de las exigencias específicas a superar para acceder y ejecutar correctamente los contratos financiados por los OMDs. El mercado multilateral es cada vez más sofisticado, con la participación de organizaciones especializadas. El proceso de aprendizaje se da en el mediano plazo, y es necesario que la empresa tenga una clara apuesta estratégica con la correspondiente asignación de recursos.

Por otro lado, los procedimientos, aunque abiertos y transparentes, suelen ser también muy estrictos lo cual requiere que la empresa u organización se prepare de manera acorde para adecuar sus estructuras y procesos internos.

Finalmente, es importante resaltar que es un mercado de altos volúmenes pero en donde los márgenes se han de ajustar y la implementación se ha de afinar al máximo dado que no suele existir la posibilidad de renegociar los presupuestos una vez que el contrato ha sido adjudicado.

En este sentido los proyectos multilaterales pueden ser una excelente vía para mejorar los procesos internos y la competitividad de las empresas y organizaciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Este aviso no volverá a aparecer si pulsa ACEPTAR.

ACEPTAR
Aviso de cookies